La bendición del Covid-19

La terrible pandemia que nos afecta ha traído un efecto devastador tanto en el aspecto de la salud como en la economía mundial.

Aún resulta prematuro calcular cuál será el precio final que deberá pagar la humanidad por este tremendo y sorpresivo golpe que está sufriendo.

Sin embargo, no todas son malas noticias.

El Corona-virus ha traído consigo un efecto sorprendentemente positivo en todo lo que se refiere a la introducción de las nuevas tecnologías en la educación.

Durante años fuimos testigos de una casi insalvable resistencia a aceptar que el futuro ya está aquí, que las viejas metodologías formativas deben inevitablemente dar paso a los avances tecnológicos, que el aula tradicional ya no cubre todas las expectativas y necesidades tanto de alumnos como de docentes y que el e-learning no es un lujo para privilegiados sino una herramienta imprescindible de todos y para todos.

Y es así que, como por arte de magia, con ayuda de un pequeño organismo viral, se ha producido un auténtico RESET total, involuntario y masivo de todo el sistema educativo mundial.

Si bien es cierto que la sorpresiva transformación digital que vive hoy el mundo entero ha puesto al descubierto una serie de carencias, dificultades y limitaciones de las nuevas tecnologías paralelamente hoy casi nadie pone en duda que la tecnología está aquí para quedarse ayudándonos a cumplir con éxito la importante misión de educar a las nuevas generaciones.

Solo nos queda esperar que podamos encontrar el equilibrio ideal entre lo que hacíamos hasta ahora y todo lo novedoso que estamos incorporando. Que Dios y el virus nos protejan.

Amén!


34 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Contáctanos